Tren de pasajeros: "El pasaje de transporte automotor cuesta cinco veces más que el ferroviario"

Mano a Mano 29 de abril de 2019
Así lo aseguraron desde la Comisión Pro Riel en una entrevista con El Periódico TV. La entidad presentó a la Provincia un proyecto para reactivación del tren en San Francisco y Córdoba.

En esta nueva emisión de Mano a Mano, Gabriel Pecile dialogó con el presidente de la Comisión Pro Riel, Luis Gaviglio, que junto a otras entidades recientemente presentó al Gobierno provincial una iniciativa para la reactivación de todos los ramales ferroviarios de la provincia y de la industria cordobesa ferroviaria, que incluye la vuelta del tren de pasajeros. 

La charla giró en torno a qué se necesita para que vuelva el tren de pasajeros a San Francisco y qué ventajas traería para toda la región. 

El proyecto tiene como objetivo una mayor relevancia de Córdoba en el transporte ferroviario nacional y lograr una utilidad en el transporte de cargas que permita subsidiar la infraestructura necesaria para el servicio
de pasajeros.

Ventajas del tren

"Los principales beneficios del sistema ferroviario tienen que ver con los costos. Hoy un transporte de pasajeros automotor cuesta cinco veces más que un pasaje a nivel ferroviario. En el tema de fletes, una máquina ferroviaria puede trasladar lo que trasladan 50 camiones. Y en el servicio de pasajeros, una máquina ferroviaria puede trasladar entre cuatro y ocho colectivos, en cantidad de gente. Con el beneficio de que el sistema ferroviario puede ser de carga y pasajeros simultáneamente", explicó Gaviglio.

"Otra cuestión es que descongestiona las rutas, baja la tasa de siniestros a nivel automotor, que en Argentina tenemos desgraciadamente uno de los índices más altos", agregó el especialista.

"Por otra parte, destacó que en términos ambientales es mucho menos contaminante que el transporte automotor y que el mantenimiento de las vías es aproximadamente un 50 por ciento menor en comparación a las rutas, además de ser mucho más durable", añadió.

"Un kilómetro de vía cuesta el 50 por ciento de un kilómetro de autopista. Una vía se mantiene durante 20 o 30 años con costos mínimos. Una traza de autopista no dura más de 5 o 7 años", ejemplificó Gaviglio.