Adrián Vocos: “El teatro es una forma de vida, lo elegí y no puedo hacer otra cosa”

Mano a Mano 13 de mayo de 2019
En una entrevista con El Periódico TV, el director sanfrancisqueño contó su historia y el éxito de su propuesta como espacio cultural. Es uno de los renovadores de la escena local, con un espacio que involucra a cada vez más artistas y público. 

El teatro en la ciudad de San Francisco continúa en pleno crecimiento y sin dudas en los últimos años Adrián Vocos es uno de los responsables de ese progreso, siendo uno de los impulsores de una nueva era.

El director local dialogó con Gabriel Pecile en Mano a Mano, para El Periódico TV, y contó sus inicios, sus experiencias y cómo le dio forma a un nuevo espacio cultural en la ciudad.

“Yo empecé a estudiar teatro a los 9 años en el taller municipal, ahí estudié por cinco años con los profesores que estaban en ese momento Raquel Camusso y Pedro Ordóñez. Terminando el secundario y me fui a Córdoba a hacer la carrera, primero de cine y después me pasé a la Ciudad de las Artes para hacer el profesorado en técnica de la actuación, que llegué a hacer tres años. No lo pude terminar porque siempre tuve que trabajar en laburos que tenían que ver con la profesión. Trabajé para Canal 10, para Jorge Zapata, les hacia los guiones a los chicos del agite de Telemanías, hasta que llegó “Pepe” Cibrián y me ofreció trabajar con él”, explicó.

“Estando en Buenos Aires nunca dejé de entrenar, esa es la base de la actuación, ahí también estudié tres años y en paralelo tenía maestros fijos que me mandaba 'Pepe', que eran Cristina Banegas, Pompeyo Audivert, Lito Cruz y 'Pepe', por supuesto, así que desde los nueve años básicamente estoy con todo esto”, precisó.

El éxito en San Francisco

“En los últimos seis años, desde que estoy en San Francisco, estuve siempre con la idea de producir espectáculos, tengo mi escuela, mi estudio y a veces me puedo dar el gusto de escribir y presentar otro tipo de teatro que no es el comercial, que se genera de forma popular”, destacó.

Vocos indicó que fue Cibrián quién lo incentivó a buscar una nueva alternativa en la ciudad. “Yo le exigía muchísimas cuestiones que tenían que ver con más formación, más técnica y él ya había visto como yo trabajaba y me dijo: 'vos ya tendrías que ponerte a entrenar si es que te gusta formar actores, porque eso también te da la posibilidad de poder generar tu trabajo propio'. Entonces me vine, empecé a probar dando clases y después empecé a buscar mi estilo. Y así fue que arrancó todo”, señaló.

“Es como que la gente San Francisco, al principio, no confía mucho y no apuesta a los cambios, a todo este tipo de cuestiones. Pero debemos ser muy porfiados o algo debe pasar porque insistimos meter funciones los días miércoles, los lunes a las 2 de la tarde, a las 9 de la noche, los domingos, y empezó a ir. Y eso habla de una necesidad también de los espectadores de por qué quieren ir al teatro, qué tipo de obras quieren ver y no olvidemos que el hecho en común del teatro es funcionar como espejo social”, indicó.

Balance

“La experiencia que hemos tenido todo este tiempo ha hecho que a mí se me abrieran muchísimas más puertas que estando en Buenos Aires. La constancia de dirigir todo el tiempo, de dar clases, hace que uno genere una gran experiencia.  Es una forma de vida el teatro, yo lo elegí y no puedo hacer otra cosa, no me veo haciendo otra cosa. Entonces ya que es esto lo que quiero hacer me voy a matar realmente para que funcione", confesó Adrián.

Finalmente, como balance de estos años como impulsor de la escena teatral en la ciudad, señaló que se siente muy conforme. "Empecé a saber detectar la gente con la que rodearme, que tengan la misma idea, que me pueda seguir o que yo los pueda seguir a ellos, que nos podamos complementar y es así como hoy en día el estudio de teatro ya son más de 200 los alumnos que van porque funciona, nos fusionamos y creo que la casa tiene su onda. Siempre salen cosas muy lindas, pero creo que tiene que ver con la energía que trae cada uno”, puntualizó Vocos.

Boletín de noticias