María Victoria Viotto: "Transmitimos que no hay que tener miedo a lo diferente"

Yo Digo 25 de julio de 2019
Es una de las impulsoras de un grupo de mamás y papás con chicos con discapacidad. Dan charlas en colegios y otros lugares para ayudar a una mejor convivencia e integración.

María Victoria Viotto se desconcertó cuando se enteró que Nina, su primera hija que acababa de nacer, tenía síndrome de Down. Su mente se llenó de preguntas y sintió miedo ante el nuevo panorama al que debía enfrentarse, totalmente desconocido para ella hasta el momento.

Le hizo frente a la situación y nunca bajó los brazos. Nina es una niña sana y hace vida normal, y tiene todo el amor de sus padres que la acompañan en cada paso que da. Además, María Victoria es integrante e impulsora en San Francisco de IncluPas, un grupo de padres que tienen hijos con discapacidad.

En Yo Digo, el programa que conduce Melina Barbero en El Periódico TV, la mujer contó cómo se formó este grupo y qué objetivos tienen. 

"Somos un grupo de papás que sentimos la necesidad de juntarnos para poder aportar nuestro granito de arena en la sociedad en esto de poder abrir un poco las cabezas y los corazones, sentimos esa necesidad de poder hacer algo en la ciudad", explicó María Victoria.

¿Qué fin persiguen? "Trabajamos para poder abrir un poco más la cabeza de las personas en cuanto a los mitos que hay sobre la discapacidad, hacerla más visible y naturalizarla. Por eso esto de ir a los colegios a hablar con los chicos para aprender a convivir con las diferencias, de todos que todos somos diferentes y poder aceptarse", aseguró.

"Nos dábamos cuenta que en los colegios se habla poco de las patologías, entonces cuando hay un niño chico incluido en una escuela se sepa qué patología tiene para poder tener las herramientas para ayudar al desarrollo de ellos y que la convivencia sea lo mejor posible", agregó la mujer.

Con los docentes

María Victoria también destacó que además han hablado con docentes y futuros docentes en los profesorados,  para transmitirles sus experiencias. "También pasa un poco que ellos no se sienten preparados, pero en realidad tampoco estábamos preparados. Es simplemente poner un poco de voluntad y aprender con ellos", manifestó. 

Sin embargo, subraya que hay avances, como por ejemplo la organización de funciones especiales de "cine distendido". "Se ha avanzado muchísimo con respecto a años atrás, eso es importante pero siempre se habla de que falta mucho. Con el tema de las inclusiones escolares es una lucha hacer entender a la sociedad que ellos tienen ese derecho de estar ahí. Y lo mismo pasa con el campo laboral, que hay leyes pero que tampoco se cumplen. Yo creo que es poder darles de corazón una posibilidad y no tener miedo de tomarlos. Tratamos de transmitir de que no hay que tener miedo ante ante lo diferente, que en realidad somos todos diferentes y que hay que darle la posibilidad de corazón", concluyó. 

Boletín de noticias