Jorge Frócil: "Apuntamos a darles contención y un segundo hogar a los chicos"

Mano a Mano 22 de julio de 2019
El presidente de la Liga de Baby Fútbol en San Francisco destacó que más allá de algunos episodios aislados de violencia, la actividad brinda contención y cuidados a unos 1800 chicos en cada fin de semana. También explicó las recientes sanciones a los clubes Cabrera, Barrio Jardín y Sebastián.
La entrevista completa con Jorge Frócil.

El Baby Fútbol es un fenómeno deportivo y social que en San Francisco reúne a unos 1800 chicos entre 5 y 12 años que cada fin de semana viven la pasión por jugar a la pelota. Un ambiente en donde lo más importante y los que prima es la ilusión de los chicos por el juego y divertirse, pero que algunas veces queda empañado por episodios de violencia.

Uno de estos lamentables hechos se registró en mayo de este año y los clubes fueron sancionados. ¿Cómo actúa la Liga de Baby Fútbol en estos casos?, ¿cómo se previene?, ¿cuál es el espíritu que buscan para el Baby Fútbol? Estos fueron algunos de los temas que esta semana se trataron en Mano a Mano, el programa que conduce Gabriel Pecile,en la entrevista con el presidente de la Liga de Baby Fútbol en San Francisco, Jorge Frócil.

Hay cuestiones que tienen que ver con el juego en sí y otras que son como aledañas, como lo que se ha dado en un episodio donde hubo un enfrentamiento entre parcialidades de dos clubes y que tuvo que actuar la liga con sanciones. ¿Cómo ven esta situación que muchas veces se genera no dentro del campo de juego sino en los márgenes con con papás y mamás involucrados en peleas?

El caso fue público, bastante difundido, ocurrió en un campeonato oficializado en nuestra liga en un estadio de la ciudad de Frontera, más precisamente en el club Sebastián, donde se venía desarrollando normalmente el campeonato hasta una de las primeras semifinales. Hubo un intercambio de palabras entre dos madres del club Cabrera y del club Barrio Jardín que desencadenó en un tumulto donde intervinieron más personas.  Eso es ajeno al espectáculo, a nosotros como liga nos preocupó mucho porque ya había terminado el partido, donde los chicos estaban apreciando el mal espectáculo que estaban dando los padres. Si la educación no empieza por casa, después para nosotros. Y la única solución que nos quedaba era actuar según el reglamento.

¿El reglamento les permite en esos casos aplicar sanciones como aplicaron a las instituciones, tanto de los que participaron de este conflicto como el organizador del torneo?

Claro, la Liga para las fechas normales de los campeonatos tiene un Tribunal de Penas que se rige por un reglamento y en estos casos cuando son campeonatos oficializados, el Tribunal en estos casos es la Liga. La parte deportiva se la sigue mandando al Tribunal normal, pero cuando hay desorden o tumulto, como en este caso, actúa la mesa directiva como Tribunal y nos permite el reglamento, que es hecho por todos los clubes, tomar las decisiones que creamos nosotros conveniente después de haber recabado información de los hechos. Nos tiene que informar el club organizador, los dos clubes involucrados y el cuerpo de árbitros. Reunida esa información como mesa directiva podemos decidir qué sanción le cabe a cada club. Normalmente el club organizador no debería haber sido sancionado. Ellos actuaron bien en el momento que intervinieron para separar, inclusive en videos que andan dando vueltas hay gente del club Sebastián que estaban separando y apaciguando, pero en lo que respecta al informe fue muy escaso. Faltaron cosas que habían sucedido y no lo dijeron.

En este caso las sanciones fueron suspender localías a las instituciones.

Sí, el reglamento dice que hasta se podría suspender a ambos clubes por seis meses. Era la sanción más grave dentro de este tipo de episodios. Hay dentro del reglamento hasta la desafiliación, ojalá nunca tengamos que llegar a aplicar eso. Dentro de esas posibilidades también estaba la quita de fecha de local, que era de una a tres fechas. Entonces se decidió que perdían tres fechas de localía cada uno, tanto Barrio Jardín como Barrio Cabrera, más el partido entre sí en el campeonato apertura y clausura, jugar en cancha neutral. Y al club Sebastián por la falta de información en el informe se le dio una amonestación.

¿Cómo ven en ese trayecto lo que le aporta el Baby a los chicos y qué pasa con esos chicos después, porque en algún momento había un vacío para la continuidad del fútbol y del deporte en San Francisco?, ¿qué pasa con la edad juvenil cuando salen del Baby?

En la parte que le toca al Baby, hacemos la contención. Eso a nosotros nos enorgullece, porque sacando temas puntuales como fue el episodio este, no tenemos grandes problemas. Pasa que ante un acontecimiento como este en el Baby hay gente y algunos periodistas, no todos porque la mayoría van a la fuente antes de salir a decir las cosas, a veces te sentís mal. Porque no es que nosotros no le demos importancia. Yo esa noche estuve preocupado desde el momento que terminó el campeonato hasta toda la otra semana, porque vos tenés que hablar, averiguar, para cuando llegue el momento de sancionar ser lo más justo posible. El tema es la contención que le hacemos los chicos. Yo creo que no hay muchas actividades como la nuestra que contienen tanta cantidad de chicos, de la forma que estamos organizados. Contamos en todas las canchas con paramédicos, en toda las canchas con un DEA, con una seguro del espectador, con emergencia médica. Tenemos deportólogos, o sea a todos los chicos se le hace un seguimiento y gracias al seguimiento hemos descubierto cinco o seis casos que eran complicados en lo cardíaco. Chicos que han sido operados y hoy pueden estar haciendo deporte, y si no se hubieran visto a tiempo dos o tres de ellos eran de muerte súbita. Hace diez años atrás fundamos la Liga Juvenil, para esto que me decías. En Primera este año sale un promedio de 10 chicos, en 19 clubes son 190 chicos. Los clubes que trabajan con esa edad no tienen la misma competencia que nosotros y tampoco la capacidad para tantos chicos. Entonces en el 2008 creamos la Liga Juvenil y sigue funcionando y con un gran cantidad de chicos.

¿Hoy se puede decir que hay una continuidad, más allá que es un deporte que muchas veces después ya en el orden profesional son muy pocos los que llegan?

A uno le gustaría que llegara la mayoría, pero sabemos que no es así. Uno se siente orgulloso, estuvo el chico Lando, que lo tuvieron en River desde muy chico, uno lo vio crecer y hoy te da el orgullo de que él está jugando en Buenos Aires, que ya firmó un contrato. La gente de Sebastián tienen chicos que han jugando en Talleres y están en la Selección. El hijo de Ariel Giaccone, que pasó por el Baby, hoy está en Central y practicando con la Selección. Todas esas cosas que nos enorgullecen. Desde mayo nos vienen hablando la gente de afuera para nuestro nacional. O sea que no hacemos tan mal las cosas, pero por ahí tenemos estos lamentables episodios que nos manchan un poquito.

Desde hace muchos años el fútbol de San Francisco se ha convertido en una referencia también a nivel país con el Torneo Nacional.

Inclusive hace tres años que estamos teniendo gente de Chile. Vinieron con dos equipos y ya quieren traer tres. En lo nacional, hay clubes que ya quieren venir con dos equipos. Eso te da la pauta de que uno está trabajando bien, porque si no tampoco te visitarían. Lo estamos haciendo con 50 equipos y hay posibilidades con 55. Es una semana en el mes de enero que San Francisco se ve colmada de muchos chicos, cada vez son más la cantidad de padres que vienen, que preguntan si hay campings, si hay capacidad hotelera. Hace diez años atrás no lo hacían.

Como dirigente de la liga, ¿cuál es el espíritu que le gustaría que quede en el funcionamiento de la liga? Como ejemplo para la sociedad y estos padres que no tienen muy en claro que se trata de un juego de chicos y no de una cuestión de vida o muerte.

Lo nuestro siempre apunta lo mismo, darles contención y un segundo hogar a los chicos. Vos vas a una cancha el sábado y te vas a divertir. Siempre fue mi idea la casa, el colegio y el Baby para contenerlos a los chicos. Que cada uno, en nuestras posibilidades, le demos educación, principios y el día de mañana ser buenas personas. Es el eslogan de la Liga.

Boletín de noticias