Arturo Bienedell: "La información era un problema para conocer la historia de San Francisco"

Yo Digo 05 de septiembre de 2019
Desde hace años, el Archivo Gráfico y Museo Histórico atesora documentos y objetos que hacen a la historia de nuestra ciudad. Arturo Bienedell, su presidente, explica en El Periódico TV la función que cumple hoy.

Una gran parte de la historia de nuestra ciudad está guardada en la Fundación Archivo Gráfico y Museo Histórico de San Francisco y la Región. Allí se atesoran objetos y documentos históricos que los mismos vecinos fueron rescatando a través del tiempo y donando para contribuir a la memoria colectiva. A días de un nuevo aniversario de fundación de San Francisco, Arturo Bienedell, presidente de la entidad, explicó cómo nació y cómo se fue armando este espacio que está a disposición de todos los ciudadanos.

¿Qué atesora el Archivo y Museo?

Buena parte de la historia de San Francisco, corta historia en definitiva, porque este año estamos recordando 133 años de la fundación de la colonia San Francisco junto con la Colonia Freyre y la Colonia Iturraspe, todas el mismo día, por José Bernardo Iturraspe, está conservada en el Archivo y Museo. Y esto en mérito a que mucha gente de la ciudad y de algunos pueblos vecinos que en algún momento tuvieron algún contacto con San Francisco decidieron donar objetos, fotografías, distintos documentos para poder formar este patrimonio que es necesario en cualquier ciudad, en cualquier pueblo, a modo de que en sucesivas generaciones se vaya recordando en algún momento a determinadas personas o algún hecho que ocurrió en esos lugares.

¿Qué es lo que interesa?

Posiblemente las generaciones nuevas no lleguen a conocer todo lo que es el pasado de San Francisco, pero en distintos momentos algunas personas, por diferentes intereses, desean conocer cómo se originó el barrio en donde ellos están, una parroquia, una industria, qué gente hizo determinada cosas. Y procuramos siempre verlo desde el punto de vista de la obra que se fue realizando, qué fue quedando, qué historia tiene el adoquinado, cómo se consiguió mejorar el sistema eléctrico en San Francisco. Nada de lo que hay en San Francisco surgió de la nada, no estaría si hubiese habido gente a la que no le hubiese importado el pueblo, sus vecinos, sus familias, si hubiese habido desidia esas cosas no estarían.

¿En qué momento empieza a interesarte la historia de San Francisco?

Me interesó siempre la historia, ya desde la primaria, estudiando la historia que te enseñaban en la escuela. Porque la historia de San Francisco no se veía, en la actualidad por suerte sí. Luego tuve contacto en la época de la adolescencia con un libro, que es un clásico de San Francisco, que es la historia del departamento San Justo de José Lencinas, un diputado radical de La Francia. En ese libro es muy detallista sobre obras municipales, principalmente. Años después, a los 20, comencé a trabajar en San Francisco como aficionado en la realización de películas, filmando películas en 8 o 16 mm. Años después paso a hacer un documental de la historia de San Francisco. Entonces estaba cada vez más involucrado. Luego paso a un medio gráfico donde se dispone de un archivo grandísimo.

¿Cómo nace el Archivo y Museo?

En 1996 empecé a percibir que se estaba perdiendo mucha información, fotografías y elementos que registraban lo que era San Francisco, incluso desaparecían lugares. San Francisco tiene otra característica también que voltea muchas propiedades viejas, no todas patrimoniales, pero uno ve que hay una renovación constante de construcciones. Donde hay casas viejas, baldíos, al poco tiempo se levantan casas nuevas. Hay una movilidad en esto que se da siempre y más en años de bonanza económica. Yo veía que se estaba perdiendo esto y que consultando ese archivo sin tener datos, referencias, era imposible conseguir información. Era un problema para quienes estaban interesados en conocer la historia de San Francisco. Entonces surgió hacer una ONG que se ocupe de ese tema. Y ahí nació el Archivo Gráfico, su fecha de fundación es el 1 marzo de 1996.

¿Cómo era el Archivo Gráfico cuando nace?

Era un sitio chico, de 100 metros. La idea era reunir documentación, libros, revistas, diarios, fotografías, nada más que eso. Estaba por Iturraspe. Esa era la función, el tema es que cuando empezamos una campaña para reunir más documentación, viene una señora, ya fallecida, que quería donarnos un sillón de viena. Nosotros no queríamos porque no era nuestro objetivo. Había un proyecto municipal para hacer un museo, pero nosotros queríamos hacer un archivo. Esta mujer insistió y fuimos a buscarlo. Y el sillón está, es la pieza fundacional del museo. Atrás de esto vinieron infinidad de objetos que son los miles que hay ahora. De ahí pasamos al chalet La Campana de 1997 a 2001 y en 2002 nos instalamos en Santiago del Estero e Iturraspe. En 2004 la familia Delfabro donó el terreno en avenida de la Universidad y ahí se comenzó a construir. En 2008 fue la primera etapa, luego ya en 2010 con el apoyo del gobierno provincial y municipal se hizo el salón más grande con entrepiso, que es donde nos pudimos instalar y afirmamos mucho la actividad. Y en los últimos cuatro años construimos una ampliación que es muy importante, que se está terminando. Este mes se va a habilitar pero se va a inaugurar el año que viene. Se ha hecho siempre con una amplísima colaboración de gente de San Francisco, familias, empresas e instituciones.

Esta época previa al aniversario de fundación y al Día del Santo Patrono, ¿son  las de mayor actividad?

Más o menos desde abril hasta diciembre tenemos una actividad muy intensa, vistas por la mañana y por la tarde. No solo hay actividades en el museo sino que también hacemos recorridas por fuera. La visita que se hace es a un sector del museo. El docente plantea un tema: paleontología, juguetes, la industria, las corrientes inmigratorias…

¿La gente sigue donando?

Sigue presente la donación de fotografías y de objetos, es permanente, así que esta ampliación que hemos hecho en el edificio viene a acompañar esto.

Son muchos años al frente del Archivo…

Me gustaría que alguien tome la posta, la presidencia y dedicarme a la investigación. Dejar la parte administrativa, porque al ser una fundación tenemos personería jurídica y una serie de trámites que hay que cumplir, porque de lo contrario se puede perder y es muy importante para el sostenimiento de la entidad.

Boletín de noticias