A sus 89 años el doctor Adrián Vilchez dejó la profesión: “Se va el último de los mohicanos”, dijo

El Periódico 02 de enero de 2020
Este martes 31 entregó las llaves de su consultorio en la Clínica Enrique Carrá aunque no sin antes atender a sus últimos pacientes. “Estoy en paz porque decidí salir a tiempo, caminando por la clínica y no que me saquen con los pies para adelante”, bromeó.

Adrián Evangelio Vilchez sintió el llamado del destino cuando tiempo atrás las autoridades de la Clínica Enrique J. Carrá le pidieron las llaves de su consultorio. El médico clínico de 89 años, estaba jubilado pero seguía ejerciendo la profesión por su gran compromiso hacia sus pacientes y su idea era continuar hasta los 90. Sin embargo, este martes 31 de diciembre llegó el final de su ciclo, aunque para el doctor no significó una triste despedida sino la satisfacción de haber dejado todo por quienes él llamaba “sus amigos” y que eran sus pacientes.

En diálogo con El Periódico TV, Vilchez relató: “Me faltaba un motivo para dejar la profesión, pensaba dejarla en julio cuando cumpliera 90 años pero vino un enviado de los encargados de la clínica para pedirme el consultorio. Ese consultorio me lo dieron casi al final de mi carrera, nunca me había dado nada la clínica. Lo sentí mucho por mis pacientes que son mis amigos, a cada uno le fui explicando el motivo, pero a su vez era como si me hubieran abierto las puertas para que saliera volando”.

“Llegó el momento de pensar en mí-se sinceró-. En primer lugar voy a hacer gimnasia porque tengo la columna hecha pedazos, segundo tengo planeado viajar por el país y tercero, todavía no usé Netflix porque no tenía tiempo, así que me pondré al día”.