Amelia Mendoza, una mujer empoderada dentro del karate

El Periódico 09 de marzo de 2020
Lleva más de cuatro décadas en la disciplina que además enseña. A nivel mundial es la alumna más antigua a nivel mundial en la especialidad 'Kyudokan Higa Te' y también la de mayor graduación. “Cuando empecé era mal visto que una mujer practique karate, hoy celebro cuando las mujeres progresan”, dijo.

‘¿Usted mujer va a empezar karate?’, fue la pregunta con la que recibieron a Amelia Mendoza en el Sport Automóvil Club hace unos 45 años atrás. Con su timidez a cuestas, la vecina de barrio 9 de Septiembre que en ese momento tenía 22, llegó al club para anotarse en esta disciplina plagada de hombres. Ante su afirmación, le dijeron que se busque una amiga para poder hacer los trabajos en pareja, lo que finalmente hizo.

oy, a los 67 años Amelia no duda de su decisión porque este “arte” le dio valores, la cambió como persona, la ayudó a afrontar problemas y como yapa la cruzó con el hombre de su vida, el maestro karateca Julio César Bustos (77) con quien se terminó casando. Sumado a esto, actualmente se destaca como la alumna más antigua a nivel mundial en la especialidad 'Kyudokan Higa Te' y también la de mayor graduación, siendo 8º Dan o para ser más exactos "ocho veces cinturón negro".

Según se define Mendoza, “de chica ya tenía sangre guerrera” heredada por parte de su padre, quien la apoyó siempre en su decisión de ser karateca. Esto –aclara- tenía una explicación: “Mi papá quería tener un hijo varón para que sea boxeador, le encantaba el boxeo. Por eso siempre me apoyó en esto”, sostuvo a El Periódico la instructora del instituto de Karate-do que lleva su nombre.