Los clubes del baby, entre deudas y la expectativa por el regreso

El Periódico 14 de mayo de 2020
Las realidades son diferentes. Algunos viven el día a día y otros piden urgente el apoyo de su gente. “Va a ser una fiesta el regreso, pero la lucha por sostener el club va a ser constante”, contó Ángel Quiroga de Deportivo Norte.

El cese de actividades por la cuarentena muestra paisajes impensados. Los clubes de baby lucen vacíos, sin niños, sin pelotas ni conos que todas las tardes inundaban las canchas de fútbol 7 de la ciudad. Solo algunos padres o dirigentes se acercan para mantener los predios en condiciones, pero detrás del verde césped se esconden realidades diferentes y una situación económica que los golpea.

En el caso de Barrio Cabrera, ubicado en el oeste de la ciudad, “viven el día a día”. El club no tiene grandes deudas porque lograron saldarlas antes del parate, de pura casualidad. Sin embargo, en la otra punta de la ciudad -en barrio San Cayetano- la realidad es muy distinta, Deportivo Norte clama por ayuda con desesperación con deudas que se acumulan con el paso del tiempo.